Red Mundial Cristiana de Oración "Rezando todos por Todos"

Este es una página Cristiano Católico apostólico romano, netamente de Oración, Amor y Reflexión, el cual esta orientado a la Difusión de la palabra de Jesús, a través del rezo del Santo Rosario y de la Oración por los enfermos y por toda persona que necesite de la ayuda espiritual y sanación por medio de la FE, incluyendo todos los credos religiosos, y a las personas que buscan su crecimiento y desarrollo espiritual, no distingue colores políticos y clases sociales, respetuosos de las personas y entidades.Por lo que se exigirá el debido respeto hacia las personas e instituciones.

Queremos conformar una gran comunidad Mundial de Amor y fe en la Oración a Dios.

 

En Oración Conjunta con grupos:

 

“Red Mundial Cristiana de Oración”

“Red Mundial de Jesús y María”,

“Red Mundial Católica”,

”Dios es Mi Prioridad”,

"El Niño del Pesebre”,

“Misioneros de Jesús Misericordioso”,

”Oración Rancagua”, “Donante Vivo”,

“Mario Pantaleo, Saber Dar”,

“Lluvia de Rosas”, “ Expedigrup- grupo de Oración”,

“Santo Rosario”, “ El Rezo del Santo Rosario en Cadena”,

“ Madre, Reina y Victoriosa tres veces Admirable de Schoenstatt”

”Hombres Y Mujeres, de Conciencia y recto Corazón”,

” Virgen María Auxiliadora ¡Madre Santísima!,

¡¡Madre de Dios!!”,

“Almas Purgatorio”.

 

Todos Los grupos Creyentes, están incluidos en esta página que une a todos los países del mundo y credos. Por cada una de sus necesidades, de familiares, de amigos y amigos de sus amigos, por los jóvenes, por la unión familiar, por los sacerdotes, por el santo Papa, por nosotros, por los que carecen de alimentos y techo. Por el mundo entero. Por la Paz y Amor entre todos los hombres.En cadena de oración con grupos de: Chile, Argentina, España, Venezuela, Puerto Rico, Italia, Perú, Colombia, México, Santo Domingo, Canadá, Francia, República Dominicana, Uruguay, Panamá, Alemania, Bélgica, Australia, Bolivia, Paraguay, Ecuador, Alemania, Nueva Zelandia, Australia, Canadá, Estados Unidos, Bolivia, Paraguay, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica

 

 Haz esta bellísima oración para comenzar el día, abandónate confiado en sus Manos de Padre y vive este día, sencillamente de Su Mano.


¡Confíate a Él y sus cuidados, que Él no tardará en darte su respuesta!

 

Padre Guilermo Serra L.C

El tiempo pascual comprende cincuenta días (en griego = "pentecostés", vividos y celebrados como un solo día: "los cincuenta días que median entre el domingo de la Resurrección hasta el domingo de Pentecostés se han de celebrar con alegría y júbilo, como si se tratara de un solo y único día festivo, como un gran domingo" (Normas Universales del Año Litúrgico, n 22).

El tiempo pascual es el más fuerte de todo el año, que se inaugura en la Vigilia Pascual y se celebra durante siete semanas hasta Pentecostés. Es la Pascua (paso) de Cristo, del Señor, que ha pasado el año, que se inaugura en la Vigilia Pascual y se celebra durante siete semanas, hasta Pentecostés. Es la Pascua (paso) de Cristo, del Señor, que ha pasado de la muerte a la vida, a su existencia definitiva y gloriosa. Es la pascua también de la Iglesia, su Cuerpo, que es introducida en la Vida Nueva de su Señor por medio del Espíritu que Cristo le dio el día del primer Pentecostés. El origen de esta cincuentena se remonta a los orígenes del Año litúrgico.

Los judíos tenían ya la "fiesta de las semanas" (ver Dt 16,9-10), fiesta inicialmente agrícola y luego conmemorativa de la Alianza en el Sinaí, a los cincuenta días de la Pascua. Los cristianos organizaron muy pronto siete semanas, pero para prolongar la alegría de la Resurrección y para celebrarla al final de los cincuenta días la fiesta de Pentecostés: el don del Espíritu Santo. Ya en el siglo II tenemos el testimonio de Tertuliano que habla de que en este espacio no se ayuna, sino que se vive una prolongada alegría.

La liturgia insiste mucho en el carácter unitario de estas siete semanas. La primera semana es la "octava de Pascua', en la que ya por rradici6n los bautizados en la Vigilia Pascual, eran introducidos a una más profunda sintonía con el Misterio de Cristo que la liturgia celebra. La "octava de Pascua" termina con el domingo de la octava, llamado "in albis", porque ese día los recién bautizados deponían en otros tiempos los vestidos blancos recibidos el día de su Bautismo.

Dentro de la Cincuentena se celebra la Ascensión del Señor, ahora no necesariamente a los cuarenta días de la Pascua, sino el domingo séptimo de Pascua, porque la preocupaci6n no es tanto cronológica sino teol6gica, y la Ascensión pertenece sencillamente al misterio de la Pascua del Señor. Y concluye todo con la donación del Espíritu en Pentecostés.

La unidad de la Cincuentena que da también subrayada por la presencia del Cirio Pascual encendido en todas las celebraciones, hasta el domingo de Pentecostés. Los varios domingos no se llaman, como antes, por ejemplo, "domingo III después de Pascua", sino "domingo III de Pascua". Las celebraciones litúrgicas de esa Cincuentena expresan y nos ayudan a vivir el misterio pascual comunicado a los discípulos del Señor Jesús.

Las lecturas de la Palabra de Dios de los ocho domingos de este Tiempo en la Santa Misa están organizados con esa inrenci6n. La primera lectura es siempre de los Hechos de los Apóstoles, la historia de la primitiva Iglesia, que en medio de sus debilidades, vivió y difundió la Pascua del Señor Jesús. La segunda lectura cambia según los tres ciclos: la primera carta de San Pedro, la primera carta de San Juan y el libro del Apocalipsis.



RMCO- WORDPRESS
RMCO- WORDPRESS
RMCO SALA DE ORACION
RMCO SALA DE ORACION


 

 

 

 

 

 

 

 

Martes 22 deAbril del 2014 

 

Primera Lectura:

Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (2,36-41)

 

Salmo: 

Sal 32,4-5.18-19.20.22

 

Evangelio de hoy

Lectura del santo evangelio según san Juan (20,11-18)

 

Flag Counter
contador

Desde 16 oct 2011

Free counters!