Día 14

Día 14 de Noviembre

 

ORACIÓN 

 

¡Oh! María, durante los bellos meses que te están consagrados, todo resuena con tu nombre y alabanza. Tu santuario resplandece con nuevo brillo y nuestras manos te han elevado un trono de gracia y de amor, desde donde presides nuestras fiestas y escuchas nuestras oraciones y votos.

Para honrarte, hemos esparcido frescas flores a tus pies y adornado tu frente con guirnaldas y coronas. Mas, ¡oh María!, no te das por satisfecha con estos homenajes. Hay flores cuya frescura y lozanía jamás pasan y coronas que no se marchitan. Éstas son las que esperas de tus hijos, porque el más hermoso adorno de una madre es la piedad de sus hijos, y la más bella corona que pueden depositar a sus pies, es la de sus virtudes.

 

Sí, los lirios que Tú nos pides son la inocencia de nuestros corazones. Nos esforzaremos pues, durante el curso de estos meses consagrados a tu gloria, ¡oh Virgen Santa!, en conservar nuestras almas puras y sin mancha, y en separar de nuestros pensamientos, deseos y miradas, aún la sombra misma del mal.

La rosa, cuyo brillo agrada a tus ojos, es la caridad, el amor a Dios y a nuestros hermanos. Nos amaremos pues, los unos a los otros, como hijos de una misma familia, cuya Madre eres, viviendo todos en la dulzura de una concordia fraternal. En estos meses benditos procuraremos cultivar en nuestros corazones la humildad, modesta flor que te es tan querida y, con tu auxilio, llegaremos a ser puros humildes, caritativos, pacientes y esperanzados.

 

¡Oh María!, haz producir en el fondo de nuestros corazones todas estas amables virtudes. Que ellas broten, florezcan y den al fin frutos de gracia, para poder ser algún día dignos hijos de la más santa y de la mejor de las madres.Amén 

TEXTO BÍBLICO: 

 

 

"Y entrando le dijo : Alégrate llena de gracia, el Señor esta contigo" Ella se conturbo con estas palabras, y discurría que significaban aquellas palabras "

Lucas 1-28-29

Palabra de Dios.Te alabamos Señor 

 

 

MEDITACIÓN : 

 

 

Todo es don gratuito de Dios, todo es gracia, todo es don de su amor por nosotros.El ángel Gabriel llamo a Maria "Llena de gracia "en ella no había espacio para el pecado, porque Dios la predestino desde siempre como Madre de Jesús y la preservo de la culpa original y Maria correspondió a la gracia y se abandono: diciendo: hágase en Mi según Tu palabra y El verbo se hizo carne en su seno. También a nosotros se nos pide escuchar a Dios que nos habla y acoge su voluntad ; según la lógica evangélica, nada es mas activo y fecundo que escuchar y acoger la palabra del Señor, que viene del Evangelio de la biblia .El Señor nos habla siempre.  

 

PETICIÓN :

Virgen Santísima,ponemos en Tus manos a las personas llamadas a la vida sacerdotal, consagrada y religiosa. Otorgarles especial gracia para que vean con claridad el camino al cual Dios los invita, dales la generosidad y valentía para seguirlo.

 

Con María, roguemos al Señor. / Escúchanos, Señor, te rogamos.

 

"De Maria aprendemos la paciencia para esperar y soportar en medio de la obscuridad las dificultades de la vida de discípulos . 

ORACIÓN 

 

¡Oh! María, Madre de Jesús nuestro Salvador y nuestra buena Madre! Nosotros venimos a ofrecer con estos obsequios que colocamos a tus pies, nuestros corazones deseosos de agradecerte y solicitar de tu bondad un nuevo ardor en tu santo servicio.

 

Dígnate presentarnos a tu Divino Hijo que, en vista de sus méritos y a nombre su Santa Madre, dirija nuestros pasos por el sendero de la virtud, que haga lucir con nuestro esplendor la luz de la fe sobre los infortunados pueblos que gimen por tanto tiempo en las tinieblas del error, que vuelvan hacia Él y cambien tantos corazones rebeldes cuya penitencia regocijará en su corazón y el tuyo.  

 

Que convierta a los enemigos de tu Iglesia, y que, en fin, encienda por todas partes el fuego de tu ardiente caridad, que nos colme de alegría en medio de las tribulación de esta vida y de esperanza para el porvenir. Amén. 

“ÉL HACE MORADA EN AQUELLOS QUE LE AMAN”

LECTURA DE ISAÍAS 7, 14 “He aquí que una doncella está encinta y va a dar a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel”. Palabra de Dios / Te alabamos, Señor

 

MEDITACIÓN “Dios no ha querido hacerse hombre ignorando nuestra libertad; ha querido pasar a través del libre consentimiento de María, a través de su ‘sí’. Le ha preguntado: ‘¿estás dispuesta a esto?’ Y ella ha dicho: ‘sí’. Pero lo que ha ocurrido en la Virgen María de manera única, también nos sucede a nosotros en el plano espiritual cuando acogemos la Palabra de Dios con corazón bueno y sincero y la ponemos en práctica. Es como si Dios adquiriera carne en nosotros. Él viene a habitar en nosotros, porque hace morada en aquellos que le aman y cumplen su palabra. [...] ¿Pensamos que la encarnación de Jesús es sólo algo del pasado, que no nos concierne personalmente? Creer en Jesús significa ofrecerle nuestra carne, con la humildad y el valor de María, para que él pueda seguir habitando en medio de los hombres”.

 

S.S. Francisco (12 de octubre), Oración, Ciudad del Vaticano.

 

PETICIÓN María de Nazaret, te pedimos por cada una de nuestras familias: por nuestros padres, esposos e hijos, para que como ‘iglesias domésticas’. Acojamos a Jesús y testimoniemos su fe en medio del mundo.

 

Con María, roguemos al Señor / Escúchanos, Señor, te rogamos.

 

“Mujer de la decisión, ilumina nuestra mente y nuestro corazón, para que sepamos obedecer a la Palabra de tu Hijo Jesús sin vacilaciones”. S.S. Francisco (31 de mayo de 2013), Oración, Ciudad del Vaticano.

 

Oración final para todos los días del mes

¡Oh María, Madre de Jesús, nuestro Salvador y nuestra buena Madre! Nosotros venimos a ofrecerte, con estos obsequios que colocamos a tus pies, nuestros corazones deseosos de serte agradable, y a solicitar de tu bondad un nuevo ardor en tu santo servicio.

Dígnate a presentarnos a tu Divino Hijo, que en vista de sus méritos y a nombre de su Santa Madre, dirija nuestros pasos por el sendero de la virtud. Que haga lucir con nuevo esplendor la luz de la fe sobre los infortunados pueblos que gimen por tanto tiempo en las tinieblas del error. Que vuelvan hacia Él, y cambien tantos corazones rebeldes, cuya penitencia regocijará su corazón y el tuyo. Que convierta a los enemigos de su Iglesia y que en fin, encienda por todas partes el fuego de su ardiente caridad, que nos colme de alegría en medio de las tribulaciones de esta vida y dé esperanzas para el porvenir. Amén.